Las aulas estudiantiles en el cine

Más de 20 películas basadas en grandes clásicos de la literatura universal


 Mi dos grandes pasiones, cine y libros. En esta entrada las he querido unir, y dedicar mis recuerdos a las mejores películas que he visto que tienen como guión la narrativa de grandes obras literarias universales: desde los clásicos griegos hasta destacadas novelas del siglo presente.

Siguiendo un hilo temporal, la primera película que tiene como guión una de las más antiguas novelas csicas es La Odisea de Homero, un poema épico problablemente de s IX a. C., que se versionó en 1997 con título homónimo, sobre todo lo que acontece a Ulises después de la guerra contra los troyanos, las tribulaciones y aventuras para llegar a Itaca, su hogar.

Como ya es habitual, me ceñiré únicamente en los filmes que he visionado, y de los que puedo hacer un paralelismo respecto a la obra literaria en la que se han basado. Intentaré ser breve, porque podría ser una entrada muy extensa, y tampoco me extenderé en hablaros de los argumentos. Para eso, lo mejor es ir a la fuente: en las bibliotecas podéis encontrar todas estas joyas de la literatura, o incluso, se venden en mercadillos en edición de bolsillo. 


En 2004 el director Wolfgang Petersen pensó en otro de los clásicos de Homero, La Ilíada, que es el combate que todos conocemos de Troya. Pero la versión fílmica, protagonizada por Brad Pitt dista en muchos sentidos del texto literario (cambios bruscos de la historia real, los dioses del Olimpo no aparecen en toda la cinta, homofobia, censura, personajes que no son como en el clásico de Homero, etc). Leed y comparad.

En el siglo V a. C., Sófocles escribió una tragedia de la cual también he visto su adaptación en el cine: Edipo Rey. La reseña está desarrollada en la entrada que podéis encontrar aquí


La Biblia, muy a mi pesar, es un clásico universal del cual se han hecho muchas versiones, remakes, adaptaciones en todos los formatos, y no podría faltar también las historias bíblicas en el cine. La verdad, no es un tema que me interese demasiado, pero sí que recuerdo haber visto Los diez mandamientos (1956), una epopeya fantasiosa sobre Moisés y sus descendientes, protagonizada por Charlton Heston con una barba blanca y sacando pecho contra los faraones esclavistas. No hay que olvidar la gran película sobre los últimos días de Jesucristo, de Pier Paolo Pasolini, El Evangelio según San Mateo de 1964. Interpretada por un actor español, que desgraciadamente nos ha dejado este año 2020: Enrique Irazoqui. Hay muchas más, pero la más divertida es una adaptación crítica de los Monty Phyton La vida de Brian. No hay que perdérsela. 

Una obra compuesta de diferentes cuentos que ocurren en un escenario de lejano oriente, sería Las Mil y una noches. De este título que incluye las diversas narraciones, se habrá hecho alguna película, pero en cambio, son más conocidas las cintas sobre sus leyendas. Desde El ladrón de Bagdad (1924), protagonizada por Douglas Fairbanks y dirigida por Korda, pasando por Alí Babá y los 40 ladrones de Lubin, que fue la primera película que vi en el un cine en mi niñez, y me dejó fascinada; y Aladdin (1994) que se realizó en formato de animación desde la factoría Disney. 
Sherezade estuvo 1001 noches contando historias para sobrevivir, pero nadie sabe quien escribió este exótico y fascinante volumen de todos los tiempos. 


Obra destacada de la literatura valenciana/catalana, Tirant Lo Blanch (Tirante el Blanco), escrita por Joanot Martorell, no podemos desprestigiarla porque no esté escrita en castellano. De hecho, es una novela caballeresca que lleva el legado de Don Quijote, la mayor obra después de la Biblia. 
Vi la película que realizó el director Vicente Aranda, en la televisión hace años, y me divertí pues tiene picaresca, ironía, las mujeres que aman al caballero tienen nombres con doble sentido, y había aventura y cultura bizantina.

A principios del siglo XIV despuntan tres autores italianos inolvidables: Dante Alighieri con La Divina comedia -de la cual no he visto ninguna adaptación fílmica-; el filosofo poeta humanista Petrarca, y Giovanni Bocaccio, autor de un conjunto de cuentos llamado Decameron, que se convirtió en uno de los clásicos occidentales de la literatura medieval. Su versión en el cine de la mano de Pasolini en el 1971 es otro cantar: una mezcla de surrealismo, picaresca, religión, sátira, maquiavelismo, irreverencia en la época de la peste negra. Imperdible. 

La historia de la literatura nos lleva hacia la gran y extensa obra del bardo, el gran William Shakespeare. Tragedia teatral del siglo XVI, de la cual se han hecho adaptaciones tanto en la gran pantalla como en los escenarios de todo el mundo: Hamlet. De esta y otras joyas del escritor inglés -Romeo y Julieta, El mercader de Venecia, La fierecilla domada-, con guión cinematográfico dediqué toda una entrada, que os dejo aquí: 12 adaptaciones de Shakespeare en blog.


En 1823 Mary Shelley publicó una obra de terror romántico, y no imaginaba que se convertiría en un clásico universal: Frankestein. Se han hecho muchas versiones, adaptaciones, y remakes. Cada cual que se quede con el que más le convenga, yo me quedo con la de Boris Karloff. 


Hay obras literarias llevadas decenas de veces al cine, a las que los realizadores vuelven una y otra vez y esta cumbre de la literatura universal, es una de ellas: Anna Karenina. La célebre novela sobre el trágico amor de una mujer casada con un hombre mayor que se enamora de un joven oficial del ejército fue escrita por Tolstói entre 1873 y 1887. Es el papel que toda actriz sueña interpretar, pero pocas lo han podido hacer realidad. Lamento decir que solo he visto una interpretación de manos de la actriz británica Keira Knighley, bajo la dirección de Joe Wright en 2013. El papel le quedaba niquelado, pero la he visto en mejores actuaciones.  Del mismo autor, otro clásico visionado en 2016, pero en esta ocasión, en formato de serie fue Guerra y Paz, un triángulo amoroso en tiempos bélicos, y pensamiento filosófico de los personajes de un futuro que va encaminado al fin de las clases en la Rusia zarista. Admirable actuación de Paul Dano.

Jane Austen fue una novelista británica que se adelantó a su tiempo, una de las primera feministas, diría yo. Escribió obras tan destacadas como Sentido y sensibilidad, Emma y obras cortas como La mujer filósofa, pero su mayor reconocimiento literario lo consiguió con Orgullo y prejuicio, escrito en 1813. Una comedia romántica, que en 2005 se realizó con guión cinematográfico, interpretada por la bella Keira Knighley, de la cual ya hablé en otra entrada anterior. 

Alicia en el país de las maravillas
es otro clásico que aunque nos parezca un cuento para niños, es todo lo contrario. Encierra en su texto una visión filosófica sobre las apariencias, las relaciones humanas, las apariencias, el subconsciente, la vida infantil que todo adulto lleva en su interior. Así es como Lewis Carroll creó este clásico en 1865, y del que también se han hecho adaptaciones. La más famosa quizás sea la de Walt Disney en los años 50. También hemos visto una Alicia de carne y huesos interpretada por la actriz estelarizada Mia Wasikowska, y un sombrerero muy loco, que no podía ser otro que Johnny De
pp, en una película de Tim Burton (2010).

Oliver Twist de Charles Dickens, historia victoriana, escrita en 1837 con toques autobiográficos. En el cine he visto dos adaptaciones: la de Carol Reed en 1968 y en 2005 Roman Polanski realizó un remake con buenas críticas. Las desventuras y la problemática social de un niño pobre y huérfano en una Inglaterra de hambre, maltrato infantil pero contada con sensibilidad y esperanza. 

¿Quién no recuerda a Virginia Wolf? Su gran novela Mrs Dalloway (1925) adaptada a la gran pantalla por Stephen Daldry, bajo el título de Las horas, que le otorgó el Oscar por el papel de la escritora a la actriz Nicole Kidman.
Y no me voy a olvidar de una de nuestras escritoras catalanas universales del siglo XX, Mercè Rodoreda, y La plaça del diamant, una de sus grandes obras, que se convirtió en película en el año 1982, protagonizada por Sílvia Munt y Lluís Homar, en la que narra el horror de la guerra civil
 desde los ojos de una mujer, y el maltrato psicológico que sufre la protagonista por su condición de mujer, viuda, y con un hijo discapacitado.

A finales del siglo XIX, la literatura clásica inglesa fue muy prolífica. Pero también en Francia se escribieron grandes narraciones, que se han hecho imprescindibles para todo buen lector. Tenemos a Victor Hugo con su legado en Los Miserables, de la cual he visto dos versiones en serie televisiva, pero recientemente, vi la adaptación musical de Tom Hopper. De ella hablé en la entrada 8 recuerdos de películas musicales del S XXI

Nacido en Haití, de padre francés y madre criolla, Alejandro Dumas es autor de grandes títulos, pero para mi es primordial recordar El Conde de Montecristo. En 2002 el actor Jim Caviezel se puso en la piel del bueno y traicionado Edmond Dantès, y sus proyectos de venganza. No es una película que tenga gran notoriedad, pero para pasar el rato, es recomendable.


He leído la voluminosa novela de Margaret Mitchell y he visto más de diez veces su versión en el cine, y nunca me canso de esta gran historia de la Guerra de Secesión americana: Lo que el viento se llevó. Tambíén hay que decir que la novela es de una descripción espléndida y que el papel de los protagonistas en el film está tan bien representado, sobretodo por Vivian Leigh i Clark Gable, que aún la hace más popular. 

El gran Gatsby escrita en 1925 por F. Scott Fitzgerald, un escritor llamado de "la generación perdida", que vivió la posguerra y basa sus historias en esas experiencias. Una de ellas, es la narración excelente de El gran Gatsby. He visto dos películas homónimas: Robert Redford protagonizó al Sr Gatsby en el film de 1974, y en 2013 Baz Luhrman realizó una adaptación con su propio estilo con el actor oscarizado Leonardo DiCaprio.

Se que pensaréis que me he dejado importantes clásicos, como Don Quijote, Crimen y castigo, Mdme Bovary, Ulises, El proceso, Cien años de soledad, o En busca del tiempo perdido, entre otros. Si, pero como he dicho al inicio, solo puedo hablar de aquellas que tienen su respectiva adaptación fílmica y que yo he podido visualizar.

Comentarios